LA SALUD EN MANOS DE LAS TRES "C's"

07.04.2017

Hoy 7 de Abril se celebra el día mundial de la salud para conmemorar el aniversario de la fundación de la Organización Mundial de la Salud en 1948.

Cuando hablamos de salud se abre un gran abanico de conceptos para definirla, pero me gustaría centrar el artículo de hoy en definir la SALUD en relación al bienestar, el equilibrio.

La salud que comporta bienestar es aquella que está compuesta por tres "C's": CUERPO, CABEZA y CORAZÓN. Estás tres partes son la base de la salud y si no se equilibran no se logra el bienestar.

Una persona que cuida mucho de su físico, por lo tanto, que prioriza la salud física ante la salud mental o psicológica, puede llegar a obsesionarse o a padecer fijaciones enfermizas. Puede ser una persona que sienta vacíos internos, o puede llegar a sentir incomodidad en situaciones no controladas por lo tanto queda alejado del equilibrio.

Cuando una persona es muy racional o dedica mucho tiempo de su vida en aprender, a crecer intelectualmente es difícil que consiga sentirse bien física o emocionalmente. Puede padecer tensiones musculares, insomnio, falta de autoestima, dificultad de establecer relaciones sanas,...

Una persona puramente emocional, que sólo sabe relacionarse o vivir des de lo que siente es una persona "en riesgo" pues será una persona que no aceptará las normas, los límites, los roles propios de la sociedad, se va a topar con un mundo que le va en contra y va a padecer una sensación de frustración constante. Puede esta emoción provocarle dolencias físicas cómo respuesta a este malestar o llegar a tener dificultades para implicarse en responsabilidades y/o obligaciones que también nos ayudan a lograr el equilibrio.

Así pues, es necesario para lograr sentirnos bien y por lo tanto sentirnos saludables, el malabarismo de estas tres C's que forman parte de nosotros. Habitualmente, cada uno de nosotros, tiene tendencia a potenciar una de estas tres partes, pero es importante hacer hincapié a las otras dos y no bloquear ni anular ninguna de ellas.

En el momento que hay bloqueo o descuido, las otras partes hacen una queja y por lo tanto aparece un síntoma que nos delata y nos llevan a la enfermedad ( física, mental o psicológica).

Hay que aprender a escucharse des de estas tres grandes vías de información interior y hacer un buen escáner de cómo está cada una y darle aquello que necesita y/o le hace falta.